[Las grietas…]

Las grietas se ciñen en la frente
como una corona que anuncia una cruz de sangre,
pero se hacen esclavas de las hormigas
frente a los ojos vacíos de las estatuas.

El llanto amordaza a la aurora
sin un refugio libre de manos cortadas,
pero olvida que no hay heridas o sueños
para la inmensa vaciedad de los ojos.

Porque sólo queda una esclerótica limpia,
desgarrada de iris y de párpados,
ciega a la luz, reflexión pura,
pulso de muerte hincado en el tuétano.

Nada.

Anuncios

Una respuesta a “[Las grietas…]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s