El valor de las palabras

Las palabras definen al ser humano, porque es en ellas donde se vierte su voluntad.

Pero la intención del verbo es opaca al presente, vive en el futuro, se conjuga en condicional. Por eso casi siempre hablamos con una interrogación muda en la garganta o escuchamos con una duda en el corazón.

Son los actos los que nos juzgan, los que apuntalan la confianza o la decepción. Son ellos los que inclinan la balanza hacia la fe o la incredulidad.

Aprendemos con el paso del tiempo que la palabra desnuda no vale nada si no tiene pulso, si carece de una sombra de sangre.

El valor de las palabras, el valor del ser humano.

Anuncios

Un comentario en “El valor de las palabras

  1. Para los que la palabra es tanto como el aire que respiramos, este texto me parece muy acertado. Estoy completamente de acuerdo cuando escribes: “Aprendemos con el paso del tiempo que la palabra desnuda no vale nada si no tiene pulso, si carece de una sombra de sangre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s