¿Injurias?

Es curioso que hablando recientemente de censuras en el blog, surga en la actualidad un descarado caso de las misma. El desencadenante ha sido esta portada de la revista humorística El Jueves:

Bajo mi punto de vista, no puedo entender cómo esta edición puede ser calificada de injuriosa, pero intentaré desmenuzar los motivos que hayan podido propiciar el secuestro de este número.

La caricatura puede que sea provocadora, nada elegante, ordinaria, evitable, poco apropiada, y todos los calificativos que nos sugiera el ver de forma tan explícita la práctica del acto sexual por parte de los Príncipes de Asturias. Pero no creo que eso sea ninguna falta de respeto a la Corona. ¿Es que acaso las infantas Leonor y Sofia las trajo la cigüeña desde París? ¿Es que la Corona evita, por mandato divino, las escatológicas necesidades biológicas tan poco apropiadas para la vida pública?

En cuanto al texto, distingo primero la práctica del sexo en busca de un rédito económico prometido por ZP, que a mi juicio queda fuera de discusión por pertenecer a la sátira, a la ironía que se pretende realizar, a través de los Príncipes, a dicha promesa abiertamente electoralista (si ponemos eso en duda, estamos poniendo en tela de juicio la libertad de expresión). Y por otro lado, los comentarios del príncipe que hacen alusión a su vida placentera y sin esfuerzo. ¿Dónde está aquí la injuria? ¿La evidente holgaznería Real es una?

Creo que la decisión tomada por el juez del Olmo responde más a personalísimos criterios morales que a una realidad objetiva, a una retógrada forma de entender el mundo más que al libertinaje de una publicación. Y es que no puede haber excepciones para los de siempre, menos aún, para una instución no democrática que Franco decidió como sucesora. El acto del juez del Olmo, a mi juicio, es vergonzoso e insultante, más propio de otros tiempos que de la España democrática con la que nos llenamos las bocas todos los días. Pero esto, claro, lo decidirá la interpretación de la ley que haga el poder judicial.

Respeto a los jueces y sus decisiones, a la jurisprudencia, pero ¿hasta qué punto no es un arma personal y política que responde más a intereses que a la legalidad o la verdadera justicia?

Ese es otro tema.

Anuncios

Un comentario en “¿Injurias?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s