Feliz 2008

Feliz y próspero año 2008.

Abrazos.

Anuncios

El canon digital

Creo que todos estamos de acuerdo en la vulnerable posición en la que se encuentran las creaciones artísticas, en que hay que fomentar la potrección de la propiedad intelectual y tomar medidas efectivas que las respalden legalmente. Sin embargo, la ley propuesta en el parlamento no me parece aceptable.

No puede asumirse que el ciudadano incumple la ley por defecto, que todos somos delincuentes. Es vergonzoso que los políticos que todos elegimos nos traten como piratas para satisfacer los intereses de unos pocos en detrimento de los más débiles. Porque no debemos olvidar que aunque los beneficiarios iniciales son los artistas, los principales son las multinacionales discográficas y cinematográficas. Y claro, es más fácil exigir un pago adicional al ciudadano que buscar salidas factibles para los artistas alejadas de las multinacionales y sus desorbitados precios, causa última en la que anida la piratería. Por todo ello, no es disparatado afirmar que la aplicación de este nuevo canon no es a favor de los artistas, si no en defensa de los derechos de las multinacionales.

No pueden pagar justos por pecadores, las leyes no deberían ser preventivas. De ser así., ¿porqué no deberían pagar un canon de su sueldo los políticos por si son corruptos?

Sin título

Descubrir que tener la razón no es tener nada, a penas furia en la boca y cansancio en los oídos ajenos.

Comprender que hay caminos imposibles para otros, palabras hechas sólo para el silencio, heridas que no pueden compartirse.

Conocer nuestra carga, aceptar las lágrimas y la soledad a pesar de todo este amor.

Saberse sin pulso, con la esperanza como humilde laurel frente a tanto vacío.

Muertos de primera

Cada vez que sufrimos la muerte de un componente de la Fuerzas de Seguridad del Estado, asistimos a una retahila de lamentaciones, por parte del Gobierno y de la Oposición, que suelen culminar, según el caso, en una supuesta depuración de responsabilidades o en la condena del atentando perpetrado. Continuamos con días de luto, condecoraciones y un Funeral de Estado para honrar su valía.

Lamentable protocolo. Y no porque esas personas no se merezcan que se reconozca su labor social, sino porque se realiza un permanente agravio comparativo con el resto de ciudadanos, en principio con los mismos derechos y labores sociales alejadas de lo trivial o indignas de un homenaje, que son tratados como ciudadanos de segunda.

Y es que en este país parece que no importa que mueran a cataratas trabajadores en el sector de la construcción, no importa que los accidentes laborales mutilen o incapaciten a oleadas de personas, porque su trabajo no es importante, cualquiera podría hacerlo, porque es algo que no tiene valor. La eternamente prorrogada reforma laboral es una buena muestra de ello.

Simplemente, vergonzoso. Y si a esto le añadimos que por defecto los Funerales de Estado son por el rito católico, en lugar de celebral un funeral laico y después en la intimidad que cada cual dé descanso a sus muertos como le dicte su conciencia, tenemos el cóctel completo.

Pero que viva España.