Muertos de primera

Cada vez que sufrimos la muerte de un componente de la Fuerzas de Seguridad del Estado, asistimos a una retahila de lamentaciones, por parte del Gobierno y de la Oposición, que suelen culminar, según el caso, en una supuesta depuración de responsabilidades o en la condena del atentando perpetrado. Continuamos con días de luto, condecoraciones y un Funeral de Estado para honrar su valía.

Lamentable protocolo. Y no porque esas personas no se merezcan que se reconozca su labor social, sino porque se realiza un permanente agravio comparativo con el resto de ciudadanos, en principio con los mismos derechos y labores sociales alejadas de lo trivial o indignas de un homenaje, que son tratados como ciudadanos de segunda.

Y es que en este país parece que no importa que mueran a cataratas trabajadores en el sector de la construcción, no importa que los accidentes laborales mutilen o incapaciten a oleadas de personas, porque su trabajo no es importante, cualquiera podría hacerlo, porque es algo que no tiene valor. La eternamente prorrogada reforma laboral es una buena muestra de ello.

Simplemente, vergonzoso. Y si a esto le añadimos que por defecto los Funerales de Estado son por el rito católico, en lugar de celebral un funeral laico y después en la intimidad que cada cual dé descanso a sus muertos como le dicte su conciencia, tenemos el cóctel completo.

Pero que viva España.

Anuncios

Un comentario en “Muertos de primera

  1. si aunque sean los policías más ineptos, aunque sean los alcaldes más corruptos, aunque haya sido el político más patético; en este país cualquier muerto es santo y si es una muerte dolosa más aun.
    Además que necesidad tiene la familia de ello, ¿les van a devolver al muerto? NO es van a dar una pensión en condiciones? NO simplemente gracias a la dinámica de éste país se vean arrojados a alguna politizada asociación de víctimas, sean usados en manifestaciones o la viuda sólo cobre el 45% del sueldo de su conyuge…
    Aun me parece surrealista que las fuerzas de segurida de la Unión Europea no puedan ir armadas para eventualidades como ésta, aunque posiblemente también hubieran salido mal parados, el destino es así de irónico, un piano desde un quinto, una tostada en un bar, un infarto repentino… formas mil

    *divino lo de “lo más leido”: ninguno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s