Sin título

Descubrir que tener la razón no es tener nada, a penas furia en la boca y cansancio en los oídos ajenos.

Comprender que hay caminos imposibles para otros, palabras hechas sólo para el silencio, heridas que no pueden compartirse.

Conocer nuestra carga, aceptar las lágrimas y la soledad a pesar de todo este amor.

Saberse sin pulso, con la esperanza como humilde laurel frente a tanto vacío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s