Spielberg, el hipócrita

Spielberg deja de asesorar en los juegos olímpicos por razones de conciencia”, podemos leer en el diario digital www.elpais.com. El afamado director de cine nos demuestra que no existe techo para la hipocresía y el cinismo, que siempre se pude ir más allá.

Y no es que yo esté a favor de las políticas que aplica el gobierno de China, pero me parece de un oportunismo terrible el utilizar los Juegos Olímpicos de Beijin para realizar las protestas. Y en el caso de Spielberg, además, oportunismo publicitario. Porque ¿dónde estaba Spielberg antes de que se saltase esta noticia a los medios? Efectivamente, en el olvido.

Sin duda alguna creo que los Juegos Olímpicos son una buena oportunidad para poner en evidencia las atrocidades cometidas por el régimen chino, pero estas han de estar respaldadas por un activismo real de años, por un compromiso que no se circunscriba a la mera anécdota. La fiebre antichina desatada últimamete, desgraciadamente, se ciñe a la segunda realidad, dejando a un lado, claro está, la marea anticomunista que todavía nos acompaña desde la Guerra Fría.

El caso de Spielberg no es una excepción. Su activismo se reduce exclusivamente para con su pueblo (mundialmente es conocida es su película-tributo “La lista de Schinbdler” o sus donaciones a Righteous Persons Foundation ), pero nada más. Y su anticomunismo es  endémico como buen estadounidense. ¿A quién pretende engañar este hombre con su “conciencia“? ¿Permite la tortura y la pena de muerte en su país, pero le es inaceptable aceptar esas y otras violaciones de derechos fundamentales en otros paises?

Nadie se plantea nunca boicotear ningún certamen europeo o estadounidense, nadie nunca boicoteó ningún acontecimiento con la sudamérica plagada de dictaduras. Todos ponen sus esfuerzos, sus imágenes y, sólo a veces, un discurso algo reivindicativo que les ayuda a limpiarse las conciencias y poder seguir llenándose los bolsillos con tranquilidad.

La violación de los derechos humanos, la desigualdad, la explotación, la humillación no son exclusivas de China. Dejémos de ser hipócritas y comencemos a ser honrados.

(Vemos la paja en el ojo ajeno, pero no vemos la viga en el nuestro)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s