Consecuencias

Los últimos ataques de Israel sobre Gaza vuelven a clamar al cielo.

Y no sólo por lo desmedido de su reacción, por el aborrecible y cómplice silencio de EEUU, no sólo por la nueva sangría, por los niños, mujeres y hombres muertos ajenos a una sombra de terrorismo que los tiñe a todos sin distinción o presunción de inocencia. Clama al cielo  por el futuro horror, por la sorpresa  programada y la sobreactuada exclamación que izarán cuando reciban una respuesta de las mismas características.

Pero entonces será terrorismo, entonces serán los buenos los golpeados, los pobres y maltratados judíos, los dueños del copyright del sufrimiento.

Los israelíes parecen olvidar, como la mayoría de los seres humanos, que cada acción tiene sus consecuencias y no podemos culpar a nadie por ellas, salvo a nosotros mismos por nuestra incapacidad de preveerlas o asumirlas.

Cuando se habla de vidas humanas, en cambio, sólo queda la palabra ASESINOS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s