Trigonometría básica de las emociones

Es duro actuar con escuadra y compás en las manos, ponerle bozal al corazón y púlpito a las sienes.

Es triste cubrir con tierra las palabras que llegan a la garganta, torcer o amputar aquellos gestos para los que no hemos encontrado palabras ni salidas.

Cadenas o cálculos que terminan automatizándose, trivializándose, olvidando sus raíces.

Y es que tenemos aprender que hay cosas que debemos evitar antes de rompernos y observar cómo nos hemos podrido por dentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s