Propósitos

Llega el nuevo año, y con él los buenos propósitos, que suelen ser antiguos.

Uno de los míos este año es retomar este blog y darle continuidad, por toda aquella minoría que, auqnue silenciosa, me ha seguido en algún momento, o por aquel lector extraviado que llega a mi blog, o sólo porque me apetece registrar en algún sitio aquellas cosas que me laten por dentro y quiero que se hagan luz y palabra.

Así sea.