[Esta armonía gris]

Esta armonía gris,

esta cotidianidad asfaltada,

nos cierra dulcemente los ojos,

llenándolos de una oscuridad

que llamamos alegría o ignorancia.

Pero la superficie se agrieta con el latido

de esos colmillos como raíces

que guardan el llanto y la sangre del mundo.

.

La realidad como convenio o autoengaño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s