La vida estancada

La esperanza es una promesa que nunca culmina,
el camino donde la sangre se hunde
cuando las manos caducan o se alza la lengua.

Y aquí, donde sólo quedan raíces y labios cortados,
donde las voces están enfermas de espejo
y la sombra mutila los oídos,
el tiempo se mide con una regla.

Porque la vida está estancada
en estas lágrimas que todavía no se asoman,
pero que la tierra ya ha hecho suyas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s