Respuestas

Hay errores que no pueden perdonarse. Cuando sientes tanto dolor que no sabes qué hacer con él, no importa la razón que lo produjo, ni tan siquiera la fragilidad o torpeza de quién lo cometió. No hay respuestas, no hay consuelo, sólo ceguera.

De nada sirve el rencor o la lágrima,. No vale la mano franca, porque cuando las lenguas tienen dos dorsos, la cicatriz no es posible, luego soledad.

Y en este camino espiral y sin retorno, la mutilación es la única salida. El mundo se estrecha ante la pérdida de la luz, pero el corazón se hace más grande con la nueva oscuridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s