[El mundo sólo quiere…]

El mundo sólo quiere oír un murmullo,
un trozo más de ruido, voz dormida.
Busca el óxido o el musgo que cosen las gargantas,
señala el horizonte equivocado
donde mueren las manos y nacen los escaparates.

Por todos es sabido:
los ojos de los peces no descansan,
pero qué bocas tan inútiles,
nuevas o silencio.

El mundo quiere que seamos peces,
sin riendas, sólo al capricho del mar o la moneda.

Pero todos piden un anzuelo,
todos pagan por verse colgados de los labios.
Ignoran, olvidaron,
que el hombre no es pez,
que la voz es el arma
y el puño el escudo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s