[Cuando los delfines nos abandonen]

Cuando los delfines nos abandonen

y cuenten más los labios de las heridas

que aquellos con los que nos besamos.

Cuando las palabras se descubran efímeras

y las grietas muerdan todo lo que construimos,

no quedará ni un sólo piano

digno o espejo de mi tristeza.

 

En cada adiós un trozo de carne,

luego mi corazón más estrecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s