[Terminar…]

Terminar un camino es culminar en la esperanza y la incertidumbre de uno nuevo. Pero con el paso del tiempo, ambas se hacen cada vez más pequeñas y se unen en un mismo susurro:

“Este es el final o el fracaso, ahora camina sobre las ruinas, con los ojos ciegos a las semillas y el horizonte anclado en las espaldas”.

Y aunque sea un camino tranquilo, como todo aquello que está cerrado, es una monotonía que no merece huella. ¿Valdrá entonces el amor como excusa que ahogue la quietud y la piedra de las manos? ¿Y si no hay un hombro o unas alas que nos sostengan?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s