Summertime

El sol, amortiguado detrás de unas hojas de parra que derraman su sombra sobre el cuerpo todavía húmedo y suspirado, frescor perlado de luz y berilio donde el tiempo adormece y se estanca: en el murmullo del agua que lame la piedra, en la brisa que eriza la piel, en la hierba que abraza la siesta mientras se diluye el canto ardiente de las chicharras.

Oscuridad y párpado, llanura muda. Ser.

Estar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s