Metástasis

A A.M.A

Desde que te fuiste, desde que te dejé, soy más silencio. Porque a pesar de esta paz obligada en la que nos ignoramos, laten por dentro cicatrices y metralla. Las mías, en la boca.

(El corazón se ahoga en tinta o se asfixia alicortado en un procesador de texto)

Y ahora que nuestros recuerdos huelen a tierra, veo la fragiliad de aquello que levantamos con torpeza o sangre. Permitimos que la costumbre y el cariño perdonaran todo, y en vez de limar, afilamos los colmillos.

(Dos nunca son uno, por eso el binario)

El orgullo y la desesperación dejaron que la nada hiciera metástasis, luego ruina. Y el rencor me preñó de venganza o frialdad. Después vino la razón, el olvido.

(Y me queda este adiós, que no logra salir de entre mis labios…)

Anuncios