Exigencias del guión

La distancia es el lenguaje que todos acabamos hablando.

La noche tendida en el mar y las hogueras consumiendo las promesas que no terminan en herida. Pero el mundo era nuevo para mí y pensé que aquello era el comienzo, que la honestidad era el camino cuando alguien te confía sus lágrimas y comparte los besos. El espejismo de un nosotros tan largo como la sombra de una muleta.

Siempre hay tres cruces, y tú fuiste la tercera. Tres veces la misma historia, tres veces el mismo ancla, pero solo una desesperación: la vuestra. Y mi ingenuidad. El miedo que llamáis esperanza y el miedo que llamo rencor. Después el ruido que quema y araña cuando las cosas llevan sangre, el desfile de momias y el recuerdo enmarcado en una almohada que miente, pero consuela.

El silencio es siempre un fracaso, por eso la distancia es la excusa perfecta para no mirarse en el espejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s