Determinación

No seré el eco de mis heridas,
sino la sombra de mi voluntad alicortada;
no la sangre que baña los escombros,
sino aquella que adorna el parto
de la incertidumbre o los delfines.
 
Porque el horizonte no es esta piedra
donde se hizo espuma el orgullo,
ni esos perfiles opuestos que se besan
buscando el fin de la hemorragia.
 
La meta es perder, haber tenido,
con la nostalgia como única ruina
y la calma del mar templando los ojos.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s