Hedgehog dilema

A veces me confunden con un erizo

por estos cuchillos que abrazan con agonía mis espaldas,

piquetas que encontraron la rabia de mis dientes

cuando la confianza expiraba entre camisas de fuerza.

 

No hablo yo, son mis heridas

y toda la escarcha del abandono

que me escupisteis al dejarme a un lado.

 

La distancia es una imprudencia

que agranda este búnker o la soledad,

espinas que acorralan los besos y la esperanza

de un futuro de hemorragias desencadenado.

 

Aquí está el dilema:

el silencio de las lágrimas

o el grito de la ira,

porque la equidistancia

es sólo otro dolor intermedio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s