El poeta se confiesa con el piano

Es tan poco lo que tenemos. A penas esta casualidad en la que nos tropezamos, que nos lleva a una rutina de silencio, pero que nos ha colmado de una ternura que persiste. Es tan poco lo que tenemos. Pero puede ser raíz, horizonte, no el eco desesperado de quien busca cuerpo y olvido. Sin embargo, de momento solo son kilómetros y esperanzas. Solo tenemos un pasado que todavía admite alguna promesa, sueños cada vez menos probables. Y derrotas. Sí, porque vivir es perder, aceptar la ruina. Pero yo ahora quiero perder contigo. Tenemos el presente, aunque te vayas mañana, aunque sigas conmigo, abrazados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s