Veneno

Mi madre dice que ha sido envidia por ser guapo. No ha sido envidia por ser guapo. Ha sido envidia porque como era maricón… y no me podían ver.”

Cristina Ortiz Rodríguez

Ser indistinguible, esa esa la virtud. La ley de la homogeneidad, la originalidad en serie. Aspiración y deber. Para encajar, para ser aceptados, para ser dignos de amor. Por eso las máscaras, la mutilación anímica, el reguetón. Y un exceso de espejos. En cada foto con filtro, en cada mensaje reenviado, en todos los silencios que dicen yo. Un esfuerzo miope, ciclópeo, para seguir estando solos.

El vacío como pulso. Ese es el veneno. La voluntad quebrantada y reducida al capricho. El amparo a quien hace marketing con su dolor y la sospecha para quien lo supera. La libertad de ser, de querer ser, ese es el delito. La Veneno.

Como público

Esta no es mi casa, aunque tenga un armario donde guardar la ropa. Es tan solo una mentira acompañada de omeprazol. Aquí los recuerdos son ya los restos de un naufragio, momentos deshilachados que cada día hablan menos de mí. Una fábula que se llora en las charcuterías.

Esto es un teatro y figuro como público. Es la colección de cada silencio y decisión que tomé al compás de la ruina. La alegría está en otra parte. Esta no es mi casa.

Réquiem para flauta

A Rebeca Galera Rosillo, La Rebe

I  (Andante non troppo)
Mirábamos al horizonte con arrogancia
mientras la ruina te ensartaba por la espalda
y todas seguíamos sonriendo
confinadas en la luna de nuestro ombligo.

Nada supe del espanto o el vértigo
de tu vida por un fonendo destrozada
ni de esa semana de heridas sin consuelo
a la que no llegaron mi valentía ni mi amor.

Entonces un correo
—el fallecimiento, esta noche, en La Palma,
de nuestra compañera Rebeca Galera—,
la incredulidad, el silencio
y mis amigos.

II (Adagio ad libitum)
El mundo es más pequeño
desde que las estrellas no pueden verte,
ya luciérnagas tristes
de esa oscuridad sin historia.
Y mi garganta es más herida
cuando no te encuentra en el horizonte,
recién vaciado de tus huellas,
limpio de ti, melancolía pura.

Ya nunca volverán al cielo
tus ojos desbordados por esas preguntas
ahora huérfanas y mudas en tus cenizas.
Ya nunca verán la luz
las promesas que dejamos para un después
ahora con las cuencas floridas de imposibles.

Ya nunca estarás a nuestro lado:
solo tu sombra negando la esperanza
y tu voz huyendo de las fotografías.

III (Allegro e vivace)
Los días dejarán a orillas del suspiro
esta rabia que hoy araña tu recuerdo
y la soledad perderá de nuevo el nombre
cuando tu sonrisa vuelva a ser esa brújula
de alegría que se enrede en mi costumbre.

Entonces la vida continuará su monólogo
con aquellas palabras que manchamos de vino,
ahora inútiles frente al laberinto de tu ausencia,
pero que nos salvaron de ese naufragio
que hizo posible tu amor y mi memoria.

Y serán esos mismos ojos tuyos
que tan bien entendieron mi corazón
los que alcen sangre, esperanza y valentía
para vencer el dolor, la tierra, el olvido
y así no perderte para siempre.

Coda
La muerte nos dejó sin adiós,
pero la vida nos dio todos los abrazos.

La trampa de la responsabilidad individual

El coronavirus ha dejado al desnudo una evidencia que tratamos de evadir de forma rutinaria: la muerte de personas es necesaria para que este sistema funcione. Cuando la muerte está lejos, cuando su miseria no nos salpica, cuando no compartimos con ella ni cultura ni color de piel, el cinismo se traviste de resignación y hablamos de su sufrimiento como una catástrofe endémica e inevitable —porque las penas con un smartphone, son menos. Sin embargo, cuando la muerte está en el balcón de enfrente, cuando la ruina nos mancha y las carencias empiezan a tener nuestros apellidos, aparecen el horror y el llanto —porque las muertas de aquí son las importantes, las valiosas.

En esa bacanal de hipocresía y etnocentrismo ególatra, el sistema recupera el concepto de responsabilidad indivual, desplazando así su obligación para con la ciudadanía (responder por las muertes) y evadiendo las preguntas sobre la inhocherencia de sus decisiones (la “nueva normalidad” sin seguridad). Y es que obviando el papel fundamental de las instituciones en el problema, se silencia la corresponsabilidad del mismo y se genera un debate moral entre quienes actúan bien y quienes actúan mal. Una lucha de culpas estéril que no aporta sino crispación, pero que resulta ser el arma ideal para distraer las exigencias ciudadanas sobre la búsqueda de soluciones (alternativas a la “nueva normalidad”). Así funciona la trampa de la responsabilidad individual que además, y lo más importante, vuelve a ocultar que la muerte es necesaria para mantener nuestro modo de vida.

Por último pensemos sobre nuestro propio nivel de cinismo a través de la siguiente pregunta: ¿cómo exigirles a las personas ya moldeadas por el sistema en la individualidad, en el egoísmo y la insolidaridad —supuestas claves del éxito—ser responsables para con los demás? Pues eso.

Orgullo

Orgullo es vivir con libertad a pesar de todo y de todas. La sencillez en el gesto, la franqueza en la palabra, la convicción en los actos. Una movilización menos al año, una fiesta menos vaciada de significado al servicio del capital, no debilitan la lucha, la refuerza. Vivamos sin miedo cada día, en otras partes del mundo no pueden. Aquí, además, se puede luchar por ello.

Y ahora va la despedida

De entretiempo

Ana Influencer E.

  • esta carta la escribí el lunes 8 de junio, al día siguiente Pau Donés murió, nunca he sido muy fan de Jarabe de Palo, puse esa canción porque cuando la escuché me recordó lo importante que es la gente que nos quiere de verdad, ha sido todo mera casualidad, ahora que lo pienso casi como conocernos nosotros, maravillosas casualidades del destino. Sentí de verdad su muerte y creo que le salió una canción muy buena.

Queridos amigos

Carta Punto y final

Mira que hemos sufrido estos tres meses y pese a todo estoy segura de que siempre recordaremos que durante dos meses y pico nos escribimos a diario, con lo que nos ha gustado siempre el correo postal, hasta nos entrará morriña de estos tiempos que estábamos obligatoriamente separados y tan cerca a la vez.

La conclusión a la que he llegado es que teniendo Salud y…

Ver la entrada original 962 palabras más

Libertad

De entretiempo

Esto también es libertad.

Libertad no sólo es un señor con un palo de golf golpeando una señal ( que sí, que no era un palo de golf). La libertad es de todos, como la bandera. Nadie debería apropiarse de ellas.

Libertad es elegir a qué personas quieres y a quienes no bajo los criterios que cada cual considere pertinentes.

Libertad es decirme por teléfono que me creo con supremacía moral por escribir lo que escribo y que pienso que los sanitarios son los únicos que han trabajado en esta pandemia. Tienes la libertad de decirlo aunque sabemos que no es verdad (lo segundo, con lo primero a veces tengo tanta determinación que me da complejo de superioridad)

Libertad es decidir poner por encima de todo las ideas políticas en lugar de a las personas.

Somos libres de hacer y deshacer a nuestro antojo siempre que no violemos los derechos…

Ver la entrada original 277 palabras más

Las mentiras de Calviño

Firmado el acuerdo para subir el salario mínimo a 950 euros en 2020
Firma del acuerdo para subir el salario mínimo a 950 euros en 2020. EFE

Ayer lo hablaba con un amigo mío. La derogación íntegra de la reforma laboral es una necesidad por varios motivos:

i) Ha demostrado ser ineficaz para la resolución de los problemas del mundo laboral y económico surgido de la crisis de 2008. Solo los grandes empresarios han salido ganando con esta ley rodillo y sin consenso del PP. Los trabajadores sufren más precariedad y de gran pérdida de poder adquisitivo. El hecho: un mes de COVID-19 y ya eran necesarias las ayudas estatales para garantizar la supervivencia digna de muchos colectivos (trabajadores, pequeños empresarios y autónomos). Aplicar una misma norma y esperar resultado distintos es de estúpidos. Lo que lleva pensar que se mantiene por conveniencia para luego disfrutar de prebendas. En cualquier caso, están en frente de la mayoría laboral.

ii) Una respuesta laboral y económica frente a la crisis del COVID-19 no puede enfrentarse con las recetas austericidas de la crisis de 2008. El hecho: nunca llegó a superarse en los paises del sur de Europa la gran recesión y sus medidas nos han llevado a una nueva etapa de crisis, preexistente al coronavirus. Lo que lleva a pensar que o son ineptos o quieren seguir sacando partido del empobrecimiento de la sociedad para mantener sus indicadores macroeconómicos.

iii) Derogar integramente una reforma laboral no implica la imposición de una ley antítesis de la anterior. El hecho: el gobierno ha llegado a acuerdos con la patronal y con los sindicatos en varias ocasiones a lo largo de esta legiislatura. Todo indica que se busca un nuevo consenso, mejorar la vida y economía de España y los españoles porque: ¿qué sentido tendría hundir el país? ¿Qué rédito político o economíco conseguirían? No tiene sentido. Además, el gobierno no dispone de mayoría absoluta para hacer lo que le venga en gana.

Acabemos ya con las mentiras de Nadia Calviño y su ortodoxia económica: no, las empresas no se asustan por una reforma consensuada. De ser así, EEUU y Reino Unido, con las medidas de nacionalziación que tomaron frente a la crisis de 2008 deberían estar en la ruina y resulta que salieron de ella, meintras que de la UE solo salió Alemania y sus adlátares con jugosos beneficios. La ortodoxia económica que ella defiende es la misma que parasitó la arcas públicas para el rescate bancario que nunca devolvieron, esos mismos bancos que consintieron los deshucios y los suicidos diarios por ello, los que nos han recortado derechos, los que siguen diciéndonos como deben ser las cosas para que vayamos por el buen camino, mientras nos llevan a una nueva ruina. No es economía, es ideología. Y sufrimiento para la mayoría de nosotros, mientras ellos brindan con champán usando nuestro dinero en sillones de consejos de administración.

 

Carta 57 de Ana Influencer

De entretiempo

Queridos amigos

Día 57 de encierro

Bueno, pues ayer nos alargaron el ERTE por fuerza mayor hasta el 30 de junio y no puede haber despidos en 6 meses a no ser que la empresa quiebre. Siempre el pero. Bruselas recomiendo no viajar si no es esencial hasta el 15 de junio, pues ya está claro que hasta final de junio al menos estoy en mi casa.

Qué locurón con la subasta de arte de @galeriavirtualzgz, tanto pujar al final os las vais a llevar. La verdad es que es una iniciativa muy chula.

Casí se me olvida que estamos en fase 1, hace dos meses que no me monto en un coche. Parece ser que va bien la desescalada, al menos en Huesca hay ya pocos enfermos en el hospital , a ver si cuando empecemos a movernos sabemos mantenernos. ¿Habéis visto la parafernalia que están montando en las…

Ver la entrada original 159 palabras más

No, no todo saldrá bien #3

la vida es una tómbola

Bueno aprovechando uno de mis nuevos paseos, me lanzo a elucubrar sobre varios aspectos que nos ha traído este dichoso Corina virus, a ver así a bote pronto… la generalización del teletrabajo desorganizado, la transformación de la educación presencial en online por arte de magia, el control de la ciudadanía a través de los dispositivos móviles, las prohibiciones, más controles en la fronteras, aumento en las transacciones electrónicas, limitación de los desplazamientos, etc. Cosas que igual son necesarias para el tantas veces anunciado cambio de paradigma ¿no creéis?.

Mi interés ahora se centra en saber la perdurabilidad de estos cambios. Muchas preocupaciones tenemos ahora focalizadas en la situación laboral, nos crea incertidumbre acerca de nuestro futuro y de allí al malestar hay un paso. Pero como de economía ya intenté hablar un poco en una entrada anterior me centraré en los social. Algunas voces dicen que estado ganará peso…

Ver la entrada original 319 palabras más